26-10-2021

¿Puede un médico auto prescribirse medicación?


Recientemente hemos podido leer en las noticias la confirmación de una Sentencia en la que se condenaba a un médico a dos años de prisión por prescribirse a sí mismo un medicamento psicotrópico, que, en condiciones de abuso continuado tiene los mismos efectos que las anfetaminas o la cocaína, lo cual ha vuelto a despertar el debate sobre la auto prescripción de medicamentos por los propios médicos.

Lo cierto es que el mencionado caso no se limitaba únicamente a la auto prescripción de un medicamento psicotrópico por el propio médico, sino además a la utilización indebida de los sellos de dos compañeros para la referida prescripción, condenándole adicionalmente a la pena de inhabilitación profesional de un año y nueve meses por falsificación de un documento oficial.

Dando respuesta a la cuestión sobre la auto prescripción debemos recordar que los médicos tienen reconocida la libertad de prescripción de medicamentos, con el único límite de que se realice dentro de un uso razonable dentro de nuestro sistema de salud pública.

Es más, el Código de Deontología indica que si un médico es consciente de que está enfermo y esa enfermedad puede perjudicar a sus pacientes, debe ponerse en tratamiento, siendo perfectamente legal la auto prescripción, así como que el médico debe disponer de libertad de prescripción, respetando la evidencia científica y las indicaciones autorizadas, que le permitan actuar con independencia y garantía de calidad, responsabilizándose de lo contenido en la misma.

Ahora bien, ¿es recomendable?, no consideramos que sea lo más conveniente la relación asistencial con uno mismo, sino que tanto el diagnóstico de la patología como su tratamiento debería correr a cargo de alguien de confianza, pues la falta de objetividad puede derivar en un diagnóstico y tratamiento erróneo, sobreestimado o subestimado.

Son numerosas las ocasiones en las que en el Despacho resolvemos dudas sobre este extremo al profesional médico, especialmente en los casos en que el personal farmacéutico se niega a la dispensación de medicamentos prescritos por el propio paciente, que a su vez es personal médico, contraviniendo así lo dispuesto en el Real Decreto-Ley 9/2011, de 19 de agosto, de medidas para la mejora de la calidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud que determina que en las oficinas de farmacia, los farmacéuticos, como responsables de la dispensación de medicamentos a los ciudadanos, velarán por el cumplimiento de las pautas establecidas por el médico responsable del paciente en la prescripción, y cooperarán con él en el seguimiento del tratamiento a través de los procedimientos de atención farmacéutica, contribuyendo a asegurar su eficacia y seguridad.

En definitiva, si bien no resulta ser la práctica más recomendable, la prescripción de medicamentos por el propio médico como paciente está autorizada, no siendo ilegal dentro de un uso racional y razonable de los medios de nuestro sistema de salud.

 Dª Macarena Iturmendi García

Letrada Senior de DS LEGAL GROUP