28-03-2022

SE MODIFICA LA LEY DE TRÁFICO PARA DE REDUCIR LA SINIESTRALIDAD


El pasado lunes 21 de marzo entró en vigor la Ley 18/2021 por la que se modifica el texto refundido sobre la Ley de Tráfico. La pretensión de esta modificación es la reducción de la siniestralidad en relación con la estrategia de Seguridad vial 2011-2020, aprobada por el Consejo de Ministros el día 25 de febrero del año 2011.

La intención principal es la de reducir paulatinamente la tasa de fallecimientos en las carreteras españolas a la cifra de 37 personas fallecidas por millón de habitantes, alineados con la agenda de la Comisión Europea. Dicha tasa de mortalidad se ha consolidado, durante los últimos años, en 39 personas fallecidas por cada millón de habitantes en nuestro país.

Esta normativa también abre un marco jurídico para determinados vehículos, cuya reciente creación ocasionaba que no dispusieran de una regulación específica. También, en previsión del futuro de la industria automovilística, se pretende empezar a regular a aquellos vehículos con tecnologías de automatización o, incluso, de conducción autónoma, previendo la circulación de este tipo de vehículos en un futuro próximo.

Además de estas modificaciones más profundas, en base al cambio en la movilidad del ciudadano, también se modifican ciertos aspectos de la normativa actual en aras de reducir la siniestralidad en carreteras.

Uno de los cambios más drásticos está en el uso de utilizar cualquier dispositivo de telefonía móvil mientras se conduce, actuación que antes se penalizaba con la retirada de 3 puntos en el permiso de circulación, y que actualmente se penalizará con 6 puntos. También, se contempla la penalización con detracción de 4 puntos si no se utilizan, o no se utilizan adecuadamente, cinturones de seguridad, sistemas de retención infantil, casco o cualquier otro elemento o sistema de seguridad del vehículo que se considere obligatorio.

Respecto a los excesos de velocidad, la nueva normativa elimina un apartado relevante puesto que ya no se permite aumentar la velocidad límite de las carreteras convencionales hasta en 20 kilómetros por hora cuando se intente adelantar. Esta medida ya está generando mucha controversia por parte de los Clubes Automovilísticos. Los ciclistas también aumentan su relevancia en la legislación, siendo obligatorio respetar la separación mínima de 1,50 metros a la hora de adelantar a este tipo de vehículos añadiendo que, si la carretera tiene más de un carril por cada sentido de la circulación, será obligatorio adelantarlos cambiando de carril, siendo la sanción de 6 puntos en el carnet de conducir si se infringe este aspecto.

El lanzamiento de objetos a la vía, o a sus inmediaciones, que puedan producir incendios o accidente sigue estando penalizado. Ahora, con la nueva normativa, se trata de una infracción muy grave penalizada con la pérdida de 6 puntos en el permiso de circulación y una sanción económica de 500 euros.

Respecto a la conducción después de haber consumido alcohol, hay dos nuevas cuestiones importantes:

  • La primera de ellas tiene que ver con los menores de edad, estando prohibido que circulen con una tasa de alcohol superior a 0,0 miligramos por litro en aire espirado. De ser así, el menor estará cometiendo una infracción muy grave y se le sancionará con una multa de 500 euros.
  • En segundo lugar, la nueva norma señala que, a partir del día 6 de julio de 2022, los conductores de vehículos destinados a transporte de viajeros por carretera que dispongan de interfaz para la instalación de dispositivos detectores de alcohol en aire espirado, y que impiden el arranque del vehículo en caso de realizarse una prueba y su resultado fuera positivo, estarán obligados a utilizarlos.

En esta nueva legislación, como hemos señalado anteriormente, se añade dentro de la Ley de Tráfico a los vehículos de movilidad personal, los conocidos patinetes eléctricos, equiparándolos a las bicicletas. Estos vehículos se tienen que conducir obligatoriamente utilizando un casco protector y nunca por las aceras, igual que las bicicletas o ciclos. Además, tampoco podrán circular por autopistas o autovías. Este añadido es necesario, debido al actual uso sin regulación, por una gran parte de la población especialmente jóvenes, de este vehículo.

La nueva norma también modifica ciertos aspectos relativos a la recuperación de puntos, que se producirá automáticamente tras 2 años sin cometer infracciones fuera cual fuera la sanción que motivó la retirada de puntos. También, se contempla la recuperación de 2 puntos del permiso de conducir a través de la realización de cursos de conducción segura y eficiente.

A grandes rasgos, éstas son las modificaciones de la normativa más destacadas para el ciudadano medio. Todo ello con la intención principal de reducir la mortalidad y la siniestralidad en nuestras carreteras.

´Óscar Fernández Gómez

Abogado DS Legal