13-05-2022

¿Qué es la “Comisión de servicios”?


La comisión de servicios es una modalidad contractual a la que frecuentemente acude el sistema público. El objetivo es cubrir determinadas plazas vacantes, que son indispensables para que el servicio público pueda asumir correctamente las necesidades asistenciales que le corresponden. Se trata por ello de una útil herramienta en aquellas situaciones en las que existe una vacante que deba cubrirse con carácter temporal y urgente. Así, se mantendría el correcto funcionamiento de los servicios asistenciales mínimos asumidos por la Administración Pública.

De esta forma, acudiendo a esta figura es posible de una forma ágil y rápida cubrir la vacante, permitiendo que el servicio público en cuestión vuelva a la normalidad, a la mayor celeridad posible. Además, evita pasar por los procesos ordinarios de provisión de puestos públicos (oposición y concurso-oposición), con los recursos y el tiempo que aquéllos requerirían.

Como se ha señalado, se trata de una figura temporal, es decir, mediante esta modalidad se podrá cubrir un determinado puesto durante un máximo de un año, prorrogable durante un año más. En caso de que la plaza continue vacante, una vez transcurrido ese periodo, deberá acudirse a los sistemas de selección ordinarios, legalmente previstos. Además, la comisión de servicios prevé la reserva del puesto anterior y la remuneración será acorde al puesto efectivamente desempeñado, excepto si el nuevo puesto es de categoría inferior. En estos casos, el salario continuará siendo el correspondiente a la categoría anteriormente desempeñada.

Como podemos extraer de la propia naturaleza de la comisión de servicios, se trata de una modalidad que, por sus características, ofrece una gran capacidad de adaptación a situaciones que deban resolverse rápidamente. Sin embargo, que la comisión de servicios no pase por los procedimientos ordinarios de selección puede llevar a preguntarnos, qué sistema se utiliza y si continúa obedeciendo a los principios de igualdad, mérito y capacidad, regentes en el sistema público de provisión de puestos.

En efecto es así. Una comisión de servicios de carácter voluntario deberá ser publicada con objeto de que se presenten candidatos que reúnan los requisitos mínimos exigidos. Por ello, en caso de que existan varios solicitantes, el puesto deberá otorgarse a aquel candidato más apropiado de acuerdo con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Por otra parte, en determinados supuestos de urgente e inaplazable necesidad, podrá acordarse que la comisión de servicios tenga carácter forzoso. En este sentido, será la Unidad que necesite cubrir la plaza en cuestión la que requerirá a la Unidad donde se encuentre el personal de interés para que, previos los trámites administrativos legalmente establecidos, proceda a incorporarse a la Unidad requirente.

Fernando González Sánchez

Abogado DS Legal