25-05-2020

EL CONCURSO DE ACREEDORES EXPRÉS: UNA POSIBILIDAD PARA AFRONTAR LA INSOLVENCIA DE LAS EMPRESAS EN LA ACTUAL CRISIS ECONÓMICA


El deudor, ya sea persona física o juridica, deberá solicitar el concurso de acreedores en caso de insolvencia actual o inminente, es decir, cuando no pueda cumplir regularmente con sus obligaciones o bien prevea que no va a poder hacerlo.

El plazo para la solicitar la declaración de concurso de acreedores es de dos meses. Sin embargo, como consecuencia del COVID-19 se han adoptado una serie de medidas procesales y organizativas, así hasta el 31 de diciembre de 2020 el deudor que se encuentre en estado de insolvencia no tendrá el deber de solicitar la declaración de concurso.

En cualquier caso, en aquellos supuestos en los que el interesado se encuentre en una situación de insolvencia resulta recomendable presentar la solicitud, puesto que es la manera de que se declare la suspensión de las ejecuciones contra los bienes y derechos de la masa activa del deudor.

El anterior artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal, en la actualidad artículo 470 del Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley Concursal, establece la posibilidad de que el juez pueda acordar, en el mismo auto de declaración del concurso, la conclusión del procedimiento y la extinción de la sociedad. Es necesario que concurran tres requisitos:

  • Que la masa activa presumiblemente no sea suficiente para la satisfacción de los posibles gastos del procedimiento.
  • Que no sea previsible el ejercicio de acciones de reintegración o de responsabilidad de terceros.
  • Que no sea previsible la calificación del concurso como culpable.

En determinadas situaciones, la posibilidad de solicitar el concurso y la conclusión del procedimiento en el propio auto de admisión puede resultar muy útil, puesto que, de esta forma, se consigue un ahorro importante en tiempo y dinero. Así, en estos casos, el denominado concurso exprés se resuelve sin necesidad de que se proceda al nombramiento de un administrador concursal y también se evita la fase de calificación del concurso. De esta manera, directamente el juez, en el propio auto de declaración del concurso, realiza un análisis previo en el que determina si es previsible o no la calificación del concurso de acreedores como culpable.

Con carácter previo a la presentación, resulta conveniente asesorarse con el fin de determinar si se encuentra en alguno de los supuestos contemplados en el actual artículo 470 del Texto Refundido de la Ley Concursal y, de esta forma, orientar la solicitud del concurso al efecto de conseguir que el juez, en el auto de admisión de la solicitud de concurso de acreedores, declare la conclusión del procedimiento y la extinción de la sociedad.

Si tiene alguna duda o desea asesorarse respecto a la posibilidad de solicitar el concurso de acreedores exprés, puede ponerse en contacto con DS LEGAL.

 

Carlos Valenzuela Rodríguez
Abogado de DS LEGAL