10-12-2020

ENFERMERA CONDENADA POR NO AVISAR AL MÉDICO RESPONSABLE A TIEMPO


Los familiares de una paciente de 32 años que fue ingresada en postoperatorio tras intervención de abdominoplastia reclaman contra el Hospital y la enfermera que le atendió por el fallecimiento de la misma tras una hemorragia alveolar difusa por supuesta negligencia, pues al parecer los síntomas reveladores de dicha complicación causante del fallecimiento se produjeron desde las 23:00 h. y ésta no dio aviso al Médico de Urgencias hasta las 3:15 h., tiempo en el que se podrían haber adoptado las medidas oportunas para salvar la vida de la paciente.

El Juzgado de Primera Instancia que conoció del asunto consideró que, si bien la enfermera confundió la sintomatología que presentaba la paciente con el normal dolor postoperatorio, la sanitaria no actuó de forma negligente ya que no se había demostrado que, durante las revisiones realizadas por esta enfermera, la paciente presentara un cuadro agravado tal como para implicar la adopción de medidas distintas a las realizadas.

La familia de la fallecida no contenta con tal fallo, decidió recurrir la sentencia dictada en primera instancia alegando error en la valoración de la prueba, pues a su parecer la lesión causante de la muerte se sucedió a lo largo de varias horas, comenzando a las 23:00 h., presentando la paciente en todo momento síntomas de alarma que no fueron reconocidos por la enfermera, no avisando ésta al facultativo responsable de la paciente.

Pese a que la enfermera en su declaración manifestó haber acudido a la habitación sobre las 00.00 h., media hora después de haberle suministrado la medicación pertinente, y que no fue hasta después de las 00:30 h. cuando el marido le refirió que la fallecida se encontraba con náuseas, dolor de espalda y los empapadores un poco manchados, lo cierto es que ninguna de estas actuaciones constaba reflejada en la hoja de enfermería, considerando el Juzgador este documento clave al resaltar que “el valor probatorio de la Hoja de Enfermería es fundamental si se elabora según van transcurriendo los acontecimientos, y no como una declaración o informe posterior, conteniendo todas y cada una de las actuaciones realizadas por el equipo de Enfermería. La ausencia de expresión en el documento de cada una de las actuaciones realizadas
reduce mucho su credibilidad”.

Es por ello que, finalmente, la Sala de lo Civil de la Audiencia Provincial de Madrid consideró que, dadas las imprecisiones e insuficiencias de la Hoja de Enfermería, los hechos realmente ocurrieron como refería la familia de la fallecida, esto es, confirmándose que la paciente presentaba respiración entrecortada y dolor en la espalda en torno a las 23:00 h., no actuando entonces la enfermera conforme a la lex artis ad hoc al no llamar al médico de inmediato ante la mínima sospecha de complicación, siendo éste la única persona facultada para valorar los síntomas y adoptar las medidas destinadas a solucionarlo.

El Fallo de la Audiencia Provincial resulta, por tanto, estimatorio, revocándose la sentencia dictada en primera instancia, condenando solidariamente al Hospital demandado y a la enfermera implicada al pago de un total de 235.884,4 € a la familia de la fallecida por apreciarse responsabilidad por los daños ocasionados a consecuencia de la pérdida de oportunidad que le ocasionó la actuación negligente de la enfermera.