17-07-2015

¿ERES BANKERO? Afectado por las acciones de Bankia.


Madrid.- Cuando en julio de 2011 Bankia lanza su Oferta Pública de Suscripción, ya previamente se había desarrollado una amplia campaña publicitaria y una actividad encaminada a la captación de clientes, con lo cual la mayoría de quienes compraron acciones en la OPS de dicha entidad eran clientes que se dejaron convencer por los empleados de su sucursal.

Por todos es conocido y así se ha determinado en las diferentes sentencias que se han dictado en distintos juzgados por demandas civiles que han interpuesto los afectados, que Bankia maquilló la información para su comercialización por lo que hubo un gran engaño en la oferta, al no reflejar la verdadera situación del banco.

Es cierto que no todos los accionistas/inversores de Bankia están en la misma situación, pero lo que si resulta incuestionable es que quienes adquirieron acciones no lo hubiesen hecho de haber tenido conocimiento del riesgo que contraían.

En este sentido, esos clientes que se guiaron por la confianza en el personal del banco que les asesoraba y por el contenido del folleto explicativo sobre las características del producto vendido, que ocultaba la verdadera situación financiera del banco, fueron sin lugar a dudas víctimas de un gran engaño, que indujo a los afectados a tomar la decisión, por lo que puede afirmarse que prestaron su consentimiento de forma viciada.

Ahora bien, estos inversores que compraron acciones de Bankia en su salida a Bolsa, entre el 20 de julio de 2011 y el 25 de mayo de 2012, hoy en día pueden recuperar su dinero, ejercitando acción de nulidad o anulabilidad de la orden de compra de acciones, por vicios del consentimiento debido al error provocado intencionalmente por la entidad al no ser informados debidamente de la situación financiera de la entidad demandada, ya que de haberla conocido no habrían adquirido las acciones.

Actualmente existe una causa penal abierta en la Audiencia Nacional, a la que se ha incorporado informe pericial que pone de manifiesto que el banco presuntamente maquilló sus estados financieros antes de que sus acciones se cotizaran, con la intención de esconder su verdadera situación patrimonial.

Finalmente, indicarles que Bankia en los procedimientos civiles ha invocado la prejudicialidad penal, alegación que ha perecido debido a que la Audiencia Provincial de Valencia ha confirmado las sentencias de instancias que desestimaban dicha alegación, abriendo la puerta para que los inversores puedan reclamar sin necesidad de esperar a que se resuelva la causa penal.

Si eres accionista de BANKIA, ponte en contacto con nosotros para recuperar tus ahorros e inversión.

Arturo José Mengual, Abogado de @DSLegalGroup