03-04-2020

LA SITUACIÓN DE LOS CENTROS SANITARIOS DURANTE EL ESTADO DE ALARMA. ¿ES CONSIDERADA LA ACTIVIDAD SANITARIA COMO ESENCIAL?


La declaración del Estado de Alarma ha supuesto un gran número de medidas concretadas para la contención del CoVid19, encaminadas tanto a facilitar la limitación de la libertad de circulación de las personas, como a reestructurar los medios sanitarios para la asistencia de las personas contagiadas con el virus.

Estas decisiones se han visto acompañadas de una batería de ayudas para que las empresas puedan minorar el impacto económico que supone la disminución de la actividad. Entre ellas destacan las medidas laborales dirigidas a evitar la pérdida de puestos de trabajo en la contingencia temporal en la que nos encontramos.

En este contexto, desde que se inició el Estado de Alarma, han sido más de 90 disposiciones legales las que se han dictado para regular todas las medidas programadas, lo que implica que los profesionales sanitarios deban adaptar su situación a las novedades normativas que van surgiendo.

De esta forma, han surgido muchas dudas entre las empresas y autónomos dedicados a la actividad sanitaria y que no están dirigidas directamente a la contención del CoVid19.

Para poder despejar estas dudas, debemos tener en cuenta que el Gobierno ha diferenciado las actividades profesionales en Esenciales y no Esenciales, para la ayuda en la contención del CoVid19.

Ahora bien, ¿qué entendemos por Actividad Esencial dentro del sector sanitario? Al principio del Estado de Alarma, había dudas respecto a si las clínicas que no prestaban servicios directamente relacionados con la contención del CoVid19 deberían estar abiertas.

Al respecto, el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19, establecía en su artículo 1 el mantenimiento obligatorio de la actividad de centros sanitarios y centros de atención a personas mayores.

Dicha norma establece en su apartado 1 que “se entenderán como servicios esenciales para la consecución de los fines descritos en el mismo, cualquiera que sea la titularidad, pública o privada o el régimen de gestión, los centros, servicios y establecimientos sanitarios, que determine el Ministerio de Sanidad, así como los centros sociales de mayores, personas dependientes o personas con discapacidad, en los términos especificados por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030”.

Por lo tanto, los establecimientos sanitarios a los que se refiere esta norma deberán mantener su actividad, sin perjuicio de que puedan proceder a reducir o suspender la actividad parcialmente en los términos en que así lo permitan las autoridades competentes.

Es importante tener en cuenta que el incumplimiento de mantener las actividades sanitarias que sean declaradas esenciales, podrán dar lugar al inicio de un expediente sancionador por el incumplimiento de las normas establecidas durante un estado de alarma.

Ante esta situación era necesario que se especificara qué se entiende por servicio esencial sanitario. Esta cuestión ha sido resuelta por el Ministerio de Sanidad, mediante la Orden SND/310/2020, de 31 de marzo, por la que se establecen como servicios esenciales determinados centros, servicios y establecimientos sanitarios, y que ha entrado en vigor el día 2 de abril.

Para ello, dicha Orden, no ha delimitado los servicios esenciales según los servicios sanitarios ofrecidos, sino que ha realizado una diferenciación entre distintos centros, servicios y establecimientos sanitarios. A modo de ejemplo, las clínicas dentales deberán mantener su actividad para atender las situaciones de urgencia.

En resumen, debemos tener en cuenta que, si el centro, servicio o establecimiento a través del cual prestamos nuestra actividad, está encuadrado dentro de esta Orden Ministerial, es obligatorio el mantenimiento de la actividad a disposición de los ciudadanos, y valorar las posibles reducciones o suspensiones parciales que nos permitan las Autoridades Sanitarias correspondientes.

El mantenimiento de la actividad sanitaria de estos establecimientos es una forma solidaria de evitar que los ciudadanos, que lo precisen, puedan disponer una asistencia médica no relacionada con el CoVid 19.

Israel Torres Lorente
Abogado DS Legal Group