21-04-2020

LA SITUACIÓN DE LOS MIR DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19 


Desde que se decretase el estado de alarma el pasado 14 de marzo, se pusieron en marcha una serie de medidas extraordinarias en relación con los profesionales médicos, aplicables tanto aquellos que han finalizado su formación como aquellos que aún se encuentran en dicho proceso.

Pero el Real Decreto que dispuso decretar el estado de alarma no puede abarcar todas las situaciones, lo que ha hecho necesario que cada Ministerio complete, amplíe o aclare esas medidas, para lo cual se han elaborado diversas Órdenes Ministeriales.

Así por ejemplo, el Ministerio de Sanidad publicó la Orden SND 232/2020 de 15 de marzo por la que se adoptan medidas en materias de recursos humanos y medios para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En dicho documento, se preveía la posibilidad de contratar a aquellos sanitarios que, a pesar de haber superado la convocatoria de pruebas selectivas para el acceso en 2019 a plazas de Formación Sanitaria Especializada, no obtuvieron plaza.

Se prorrogó asimismo la contratación de los residentes en el último año de formación de las especialidades de Geriatría, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva y Salud Pública, Neumología, Pediatría y sus Áreas Específicas, Radiodiagnóstico, Microbiología y Parasitología, suspendiéndose las rotaciones en curso o programadas para que los residentes pudieran prestar servicios en aquellas unidades que precisaran un refuerzo de personal.

Posteriormente, con fecha 1 de abril, se publicó la Orden SDN 319/2020 por la que se modificaba la Orden Ministerial de 15 de marzo, al constatarse que resultaba imposible efectuar la correspondiente evaluación de los residentes de todas las especialidades y de todos los años de formación exigida por la normativa aplicable, acordando posponer las evaluaciones anuales y la evaluación final de todos los residentes cualquiera que fuese su especialidad y cualquiera que fuera el año que se estaba cursando.

Las evaluaciones anuales buscan calificar los conocimientos y habilidades adquiridos por el residente cada año, y la evaluación final tiene como objeto verificar que el nivel de competencias adquirido por el residente le permite acceder al título de especialista.

Así las cosas, aunque se mantenía la prórroga automática de los contratos de relación especial de todos los residentes con independencia de su especialidad y el año que estuvieran cursando, paralizar todas las evaluaciones de los MIR suponía un claro perjuicio para aquellos profesionales de la medicina en formación, sobre todo para aquellos pendientes de la evaluación final, al tener que posponer por ahora la posibilidad de obtener su título como especialista con el que acceder a cualquier convocatoria de puestos de trabajo relacionados con su especialidad.

Por suerte, el 15 de abril de 2020 el Ministerio de Sanidad rectifica y cambia el anterior criterio al publicar la Orden SND 346/2020, acordando que las evaluaciones de los residentes, cualquiera que sea la especialidad en la que estén realizando la formación sanitaria especializada y cualquiera que sea el año que estén cursando, podrán iniciarse a partir del día de la publicación de la mencionada orden ministerial, siempre que fecha máxima final de residencia o de año de formación sea el 28 de mayo de 2020.
Por lo tanto, todos aquellos residentes que tengan como fecha máxima de finalización año de formación o de evaluación final el 28 de mayo de 2020, tienen por ahora garantizado que dichas evaluaciones se llevarán a cabo.

Esta medida es de aplicación en todas las Comunidades Autónomas, todo ello con la finalidad de garantizar la cohesión y equidad del Sistema Nacional de Salud así como del Sistema de Formación Sanitaria Especializada.

Según el propio preámbulo de la Orden Ministerial, el cambio de criterio respecto a la suspensión tiene su origen en una reunión mantenida el 13 de abril por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que se acordó por las Comunidades Autónomas que, a pesar de la gran carga asistencial soportan actualmente como consecuencia de la crisis del Covid-19, resulta compatible llevar a cabo la evaluación de los residentes sin que ello afecte a la prestación de una correcta atención sanitaria a la población, lo que sin duda supone una gran noticia para aquellos médicos residentes que finalmente no verán retrasada la fecha de su posible obtención de título especialista.

Si necesita información adicional, no dude en contactar con el despacho. Pondremos a su disposición un equipo de profesionales con amplia experiencia.

 

Laura Lozano Sanz
Letrada DS Legal Group