14-04-2020

MEDIDAS LABORALES DE LOS CENTROS SANITARIOS PARA GARANTIZAR LA VIABILIDAD DE SU EMPRESA


El mantenimiento obligatorio de las actividades sanitarias declaradas como Servicios Esenciales para la Contención del CoVid-19, supone un importante planteamiento para las empresas y profesionales autónomos dedicados a dicha actividad.

Una vez que hemos determinado cómo reestructurar nuestra actividad para el mantenimiento obligatorio de la misma, surge la duda en cuanto a qué debemos hacer con respecto al personal laboral que ha visto reducida o suspendida su actividad.

  • Desde luego el despido objetivo no es una opción, por cuanto el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19, ha establecido que “La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción” no se podrán utilizar para la extinción de los contratos.

 

  • Dar vacaciones al personal laboral implica necesariamente el acuerdo entre el empleador y los trabajadores, ya que, en caso de falta de consenso al respecto, se podrá impugnar la imposición unilateral de vacaciones ante la Jurisdicción Social, teniendo en cuenta que el disfrute de estos períodos de descanso se va a tener que realizar durante el Estado de Alarma, donde existe una limitación a la libertad de circulación.

 

  • ¿Se puede establecer un Permiso Retribuido Recuperable?

El Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, reguló un permiso retribuido recuperable obligatorio entre las empresas que se han visto obligadas a cesar su actividad al no ser considerada esencial.

No obstante, nada impide que el empresario que dedicado a una actividad esencial en el sector sanitario, acuerde con los trabajadores, ante la disminución de su actividad, un Permiso Retribuido Recuperable.

Ciertamente, esta situación obedece a causas necesarias y de Fuerza Mayor ante la situación en la que nos encontramos, y están dirigidas a permitir que los trabajadores puedan mantener los recursos económicos de su trabajo y que la contraprestación que deben realizar se reestructure una vez la actividad de la empresa vuelva a la normalidad.

Es importante que este acuerdo entre el empresario y los trabajadores debe constar por escrito, con el fin de ayudar a reconducir la situación una vez concluya el Estado de Alarma.

 

  • ¿Puede solicitarse un ERTE con respecto al personal laboral que no va a prestar servicios durante el mantenimiento de nuestra actividad en el Estado de Alarma?

Como hemos comentado anteriormente, la norma establece como servicios esenciales un importante número de centros, servicios y establecimientos sanitarios.

No obstante, también permite la adaptación de su actividad a las circunstancias en las que se ve obligada a la prestación de los servicios, a través de la reducción o suspensión parcial de la actividad.

Por lo tanto, entendemos que sí se puede solicitar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para el personal laboral que se ve afectado por esa reducción o suspensión parcial de la actividad.

De lo contrario, los empresarios dedicados a estos servicios esenciales, se encontrarían ante la injusta situación de poder ver peligrar la viabilidad de su empresa.

El determinar la tipología del ERTE, si por Fuerza Mayor o por Causas Objetivas, así como los trabajadores implicados y si obedece o no a una reducción de la jornada, dependerá de cada caso en concreto.

 
No debemos olvidarnos de las ayudas a los Trabajadores Autónomos. Debemos tener en cuenta que el mantenimiento de la actividad esencial no implica que por ello no vayamos a tener una reducción de nuestra facturación que nos permita acceder a las ayudas establecidas al respecto tanto por el Gobierno Estatal como por las Comunidades Autónomas, por lo que también es importante valorar el acceso a las mismas y su solicitud.

Israel Torres
Abogado de DS Legal Group