12-06-2020

POSIBLE NULIDAD DEL ÍNDICE IRPH EN LOS CONTRATOS DE PRÉSTAMO HIPOTECARIO


En los últimos años hemos sido partícipes de un aluvión de reclamaciones, tanto judiciales como extrajudiciales, a las entidades bancarias por una serie de dudosas prácticas a la hora de negociar el contenido de los préstamos hipotecarios.

Cuando un consumidor contrata un préstamo hipotecario puede hacerlo a tipo fijo, siendo el interés a abonar constante a lo largo de la vida del préstamo, o a tipo variable. Si lo hace de esta última manera, el interés a abonar oscilará a lo largo del tiempo. En este caso, el prestamista cuenta con una serie de índices de referencia a los que se le aplica un diferencial, siendo el resultado el interés dinerario al que el prestamista se verá sometido. Dentro de estos índices se encuentra el Euribor, el Mibor (aplicables a préstamos anteriores al 1 de enero de 2020) o el denominado IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios). En relación con este último se empezó a plantear la problemática de que el índice no haya sido acordado por las partes sino impuesto unilateralmente por la entidad bancaria. Este problema se agrava para el prestamista, ya que la aplicación del IRPH supone condiciones económicas más gravosas para el consumidor siendo el único beneficiado de la aplicación de este índice la entidad bancaria.

Ante esta situación, fueron muchos consumidores los que empezaron a emprender acciones legales contra los bancos, llegando incluso a pronunciarse el Tribunal Supremo. Nuestro Alto Tribunal dictaminó en diciembre de 2017 que el IRPH era un índice legal y transparente y que por tanto no veía un carácter abusivo en el mismo.

Ante esta situación, y dado que eran muchos los afectados por la aplicación del índice, el Juzgado de 1ª Instancia nº38 de Barcelona elevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una serie de cuestiones prejudiciales que fueron resueltas en Sentencia de 3 de marzo de 2020.

La conclusión principal de dicho órgano es que los Tribunales nacionales podrán examinar si a la hora de contratar un préstamo hipotecario la entidad bancaria cumplió con el deber de transparencia de la cláusula en la que se recoge el índice a aplicar a dicho contrato, analizando si esta es comprensible formal y gramaticalmente para un consumidor medio. De igual forma, se tiene que valorar si se proporcionó o no la información sobre la evolución del índice, evolución en la que se basa el cálculo del tipo de interés y que podría dar al consumidor una idea del coste del préstamo que estaba contratando.

La consecuencia directa de que un juez declare abusivo por falta de transparencia la aplicación del IRPH de un contrato de préstamo es que dicho índice sea sustituido por otro, teniendo que devolver la entidad bancaria al consumidor las cantidades que este haya pagado de más como resultado de la aplicación del IRPH.

Puesto que lo que se solicita es la nulidad de la cláusula por abusiva ante la falta de transparencia, no habría un plazo concreto para actuar, por lo que la acción para iniciar la vía legal no estaría sometida a ningún plazo de prescripción. La nulidad de la cláusula se declararía desde la firma del contrato de préstamo hipotecario.

Si usted es uno de los afectados por la aplicación de este índice, no dude en ponerse en contacto con nuestro departamento especializado de Derecho Bancario. Nos ocuparíamos de analizar su documentación, solicitar aquella necesaria (como por ejemplo un cuadro de amortización del histórico del préstamo) e interponer la correspondiente reclamación previa a la entidad bancaria. En el caso de no atiendan extrajudicialmente a la petición de nulidad del índice, habría que acudir directamente a los tribunales a través de la interposición de una demanda en los Juzgados de primera instancia del lugar de domicilio del consumidor.

 

María Reyes Vicario
Letrada DS Legal