22-04-2020

RECONOCIMIENTO DE EFECTOS PROFESIONALES A TÍTULOS EXTRANJEROS DE ESPECIALISTA EN CIENCIAS DE LA SALUD, OBTENIDOS EN ESTADOS NO MIEMBROS DE LA UNIÓN EUROPEA 


El contexto normativo se centra en el Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, que desarrolla el artículo 18 de la Ley 44/2003, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias por el que se regulan los supuestos y procedimientos para el reconocimiento en España de títulos de especialista obtenidos en Estados no miembros de la Unión Europea, previendo que el reconocimiento de dichos títulos tendrá efectos profesionales.

 

El objetivo general es, según reconoce su Exposición de Motivos, que el procedimiento de reconocimiento profesional de títulos extranjeros no vaya en detrimento de los altos niveles de calidad conseguidos tanto en España como en los demás Estados miembros de la Unión Europea en la formación de especialistas.

 

De acuerdo con esta normativa, el médico extracomunitario tiene dos vías, para la obtención, en España, del reconocimiento de efectos profesionales de su título de especialista:

 

  • Obtener el reconocimiento de efectos profesionales de su título extracomunitario de especialista en otro país europeo y trabajar 3 años en dicho país.

 

  • Solicitar el reconocimiento de efectos profesionales de su título de especialista extracomunitario, directamente en España, al amparo del Real Decreto 459/2010, de 16 de abril

 

Al optar por esta segunda vía, el objetivo principal radica en acreditar documentalmente por parte del interesado la equivalencia de la duración de los programas formativos adquiridos en el extranjero con la requerida en España exigida por el Anexo III de la Directiva 2013/55/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, por la que se modifica la Directiva 2005/36/CE Directiva Europea 2005/36/CE.

 

El periodo mínimo de formación exigido por la normativa europea para poder optar al reconocimiento en España de la especialidad viene determinado en la Directiva 2013/55/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, por la que se modifica la Directiva 2005/36/CE fija la duración del periodo formativo (residencia) realizado en el país de origen. Aquí se pueden consultar los años mínimos de formación exigidos para su especialidad. El citado reconocimiento otorgará los mismos derechos y obligaciones profesionales que el título español de especialista y será requisito imprescindible para el ejercicio en España, por cuenta propia o ajena, de la profesión de especialista de que se trate.

 

De ahí que un aspecto sea, no sólo la ineludible comparación entre la formación adquirida en el país de origen y la que otorga el programa español de la especialidad de que se trate, sino también la comprobación de que los títulos extranjeros, cuyo reconocimiento profesional cumplan los requisitos mínimos de formación fijados a tales efectos por la Unión Europea en el Real Decreto 581/2017, de 9 de junio, por el que se incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2013/55/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, por la que se modifica la Directiva 2005/36/CE relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales y el Reglamento (UE) n.º 1024/2012 relativo a la cooperación administrativa a través del Sistema de Información del Mercado Interior (Reglamento IMI), que deroga el Real Decreto 1837/2008, de 8 de noviembre.

 

El Real Decreto 459/2010 establece tres posibilidades para los especialistas extracomunitarios que no hayan homologado su título: un periodo de prácticas de uno a tres meses, un periodo de formación de hasta nueve meses o la presentación a una prueba teórica junto a una práctica clínica de tres meses duración. Cabe destacar que, a pesar de que el Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, establece que estas pruebas deben realizarse con carácter anual, dicha prueba no se realizaba en nuestro país desde el año 2012, si bien la última convocatoria se realizó por Resolución de 15 de abril de 2019. Este examen no otorgó ninguna plaza fija para trabajar en el Sistema Nacional de Salud. Pero sí expide un certificado de nuestras actitudes como especialistas médicos.

 

A mayor abundamiento, la normativa fija además una disposición transitoria tercera para aquellos profesionales que pueden avalar con cartas de jefes de servicio y de directores de hospitales que llevan más de un año ejerciendo como especialistas en España. Así las cosas, entendemos que se debería aplicar lo dispuesto en la Disposición Transitoria Tercera, del citado Real Decreto 459/2010.

 

Hasta la entrada en vigor de la Directiva 2013/55/UE, la tendencia era denegar el reconocimiento de título solicitado por ser extracomunitario. La controversia surgía toda vez que se venía aplicando lo dispuesto en la derogada Directiva Europea 2005/36/CE. Concretamente los tribunales venían denegando tal reconocimiento por no existir equivalentes en la duración de la formación mínima exigida en la recitada Directiva Europea.

 

Esto es interpretado en el sentido de que no se atiende a lo dispuesto en el Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, por el que se regulan las condiciones para el reconocimiento de efectos profesionales a títulos extranjeros de especialista en Ciencias de la Salud, obtenidos en Estados no miembros de la Unión Europea. Conviene recordar que este Real Decreto 459/2010 de 16 de abril se basa en el Real Decreto 1837/2008 y en la derogada Directiva Europea 2005/36/CE. En la práctica, se pasó por alto la importancia concedida a la formación continuada, así como a la experiencia profesional y, mientras se aplica una normativa para evaluar, al mismo tiempo, se niegan los métodos compensatorios establecidos en el recitado Real Decreto.

 

No obstante, es posible volver a instar las solicitudes de reconocimiento sobre las que han recaído resoluciones desestimatorias. El artículo 3.1g) del Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, señala que, quien ya hubiese solicitado el reconocimiento de efectos profesionales de un título extranjero de especialista, con arreglo a este Real Decreto, y hubiese obtenido una resolución desfavorable, no podrá solicitar nuevamente el reconocimiento de dicho título hasta transcurridos, al menos, dos años desde la fecha de dicha resolución.

 

Así, tras la necesidad de profesionales sanitarios acontecida en nuestro país en los últimos dos meses, con motivo de la crisis sanitaria del Covid19, muchos de estos profesionales con títulos de especialistas extracomunitarios no homologados que han prestado y siguen prestando sus servicios contribuyendo a superar la difícil situación de pandemia que azota al mundo y concretamente a España, se han animado a instar nuevamente la solicitud de tal reconocimiento que les fue denegado años antes por tratarse de médicos extracomunitarios que realizaron su especialidad fuera de la Unión Europea y al no contar rigurosamente con los años de formación exigida, no podrán homologar o reconocer sus títulos.

 

En consecuencia, por parte del sector se entiende de justicia que los médicos extracomunitarios que hayan obtenido sus títulos de las diferentes especialidades médicas fuera de la Unión Europea tengan las mismas oportunidades que el resto de sus colegas comunitarios pues de lo contrario, podrían quedar vulnerados sus más elementales derechos fundamentales en esta materia recogidos en nuestra Constitución Española.

 

Desde el despacho de abogados DS Legal Group, especializado en derecho sanitario, le ofrecemos el asesoramiento jurídico que necesita en esta materia.

Silvia Moya Moyano 
Abogada en DS Legal Group.