16-04-2020

¿Y SI DESPUÉS DEL ERTE VIENE UN ERE?  MIS DERECHOS EN CASO DE DESPIDO COLECTIVO


Son muchas las empresas que debido a la crisis sanitaria derivada del Covid-19 han tenido que cesar su actividad y se han visto avocados a solicitar un ERTE, en la gran mayoría de casos por fuerza mayor.

Debido a la imprevisibilidad de la evolución de esta situación, es posible que aunque finalice el estado de alarma y se trate de reanudar la actividad habitual, muchas empresas con el tiempo no tengan más remedio que acudir a un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) para extinguir algunos o todos los puestos de trabajo.

Si usted se ve afectado por esta circunstancia, a continuación respondemos a algunas de las dudas mas frecuentes que pueden surgir, para que sepa cuales son sus derechos y cómo ejercerlos:

¿Es obligatorio que mi empresa haga primero un ERTE y después solicite un ERE?

No, aunque ambos son mecanismos que buscan salvaguardar la continuidad de la empresa.

El ERTE está ideado para ayudar en contingencias empresariales con carácter temporal y limitado. Es posible que después del ERTE la empresa deba acogerse a un ERE porque los problemas de liquidez no se han solventado y debe amortizar puestos de trabajo de forma definitiva, pero no siempre un ERE deriva de un ERTE.

¿Realizar un ERE significa que la empresa cierra definitivamente?

No tiene por qué, ya que precisamente lo que se busca es amortizar algunos puestos de trabajo para que la empresa siga siendo rentable y viable.

Si bien es cierto que en ocasiones un ERE puede afectar a la totalidad de la plantilla por extinguirse la personalidad jurídica de la empresa, como cuando por ejemplo se declara un concurso de acreedores.

¿Puedo reclamar judicialmente la extinción de mi contrato?

Sí, cada trabajador de forma individual puede demandar ante los Juzgados de lo Social si considera que su despido es improcedente.

Ahora bien, los representantes de los trabajadores están legitimados para llevar a cabo una impugnación colectiva del propio proceso del ERE, y en ese caso las posibles demandas individuales quedarían paralizadas hasta que se resuelva la demanda colectiva, ya que si el juez la estima, podrían quedar sin efecto todos los despidos.

¿Qué indemnización me corresponde si extinguen mi contrato debido a un ERE?

La indemnización legalmente establecida es de 20 días por año, con un tope de 12 mensualidades, si bien durante el periodo de consultas entre la empresa y los representantes de los trabajadores se puede pactar una indemnización mayor que la legalmente establecida.

En cualquier caso, si se impugna el despido individualmente y se estima la improcedencia, el empresario deberá abonar una indemnización de 33 días por año con el límite de 24 mensualidades en el caso de contratos posteriores al 12 de febrero de 2012, o en el caso de una antigüedad anterior a dicha fecha, una indemnización calculada en dos tramos, a razón de 45 días por año con el límite de 42 mensualidades hasta 12 de febrero de 2012 y 33 días por año desde dicha fecha hasta la fecha de extinción del contrato.

¿Y si la empresa desaparece sin haberme abonado siquiera la indemnización de 20 días por año?

Tenemos en este caso dos opciones:

  • La empresa no ha iniciado proceso alguno de concurso: podemos presentar demanda ante la jurisdicción social para reclamar el abono de dicha cantidad.
  • La empresa inicia procedimiento concursal: debemos solicitar en el procedimiento concursal que el administrador concursal reconozca nuestro crédito.

¿Qué conceptos puedo reclamar?

Se pueden reclamar la indemnización no abonada, el finiquito y cualquier otro salario que el empresario nos adeude, siempre con el límite de un año.

¿Es posible recuperar mi dinero si la empresa se liquida definitivamente?

Si la empresa no tiene liquidez y resulta declarada insolvente, podremos solicitar el pago ante el FOGASA, aportando la documentación adecuada.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que el FOGASA tiene ciertos límites, por lo que es posible que tan sólo podamos recuperar una parte del dinero que la empresa nos adeuda.

Si necesita información o asesoramiento adicional y no sabe cómo reclamar sus derechos, no dude en contactar el despacho. Contamos con amplia experiencia y grandes profesionales a su disposición.

 

 

Laura Lozano Sanz
Letrada DS Legal Group